¿Se puede trabajar con una Incapacidad Permanente? Qué debes saber

Publicado por Campmany Abogados el 4/08/17 8:00


¿Se puede trabajar con una Incapacidad Permanente? Qué debes saber

Si has llegado hasta aquí, es posible que te encuentres en una situación de incapacidad permanente y quieras plantearte volver a desempeñar una actividad profesional. Ya sea por necesidad (si, por ejemplo, la cuantía de la pensión no es suficiente para cubrir tus gastos), por voluntad de mantenerte en activo o simplemente porque el grado reconocido es compatible con el desempeño de algunas actividades profesionales.

Sea cual sea el caso, hay una serie de aspectos, según el grado de incapacidad permanente reconocido, que debes tener en cuenta y que vamos a ver en este artículo. 

¿Empezamos?

COMPATIBILIDAD DE LA INCAPACIDAD PERMANENTE CON EL TRABAJO

Como vimos en otro artículo de nuestro blog sobre la Incapacidad Permanente, existen cuatro grados distintos:  parcial, total, absoluta y gran invalidez.

Para cada grado de incapacidad permanente, existen una regulación, aspectos y requisitos diferentes a la hora de poder compatibilizar el cobro de la prestación por el grado reconocido con el desempeño de una actividad profesionalVamos a ver qué ocurre en cada grado reconocido si quieres compatibilizarlo con un trabajo.

CON UNA INCAPACIDAD PERMANENTE PARCIAL

Como ya hemos visto, la incapacidad permanente parcial se reconoce a aquellas personas que debido a una dolencia o enfermedad ven mermada su capacidad de desempeñar su actividad laboral normal pero no impedida por completo

Además, el reconocimiento de la incapacidad parcial, a diferencia de los otros grados, no extingue el contrato de trabajo.

Por lo tanto, se puede cobrar la indemnización y continuar con el mismo trabajo. En otras palabras, es compatible con el desarrollo de cualquier actividad laboral, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia.

De encontrarte en situación de Incapacidad Permanente Parcial, has de saber que sí puedes desempeñar cualquier tipo de actividad laboral.

CON UNA INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL

En caso de que el grado que te han reconocido sea el de incapacidad permanente total, has de tener en cuenta que como veíamos en nuestro artículo que la incapacidad permanente total es aquella que se reconoce a una persona que padece una enfermedad o lesión (o varias de ellas) que le impide poder realizar las tareas fundamentales de su profesión. 

Es importante destacar que han de ser las tareas fundamentales de su profesión habitual y no algunas accesorias o anecdóticas que no conformen el núcleo esencial de la misma.

Por tanto, has de saber que con este grado de incapacidad sí puedes realizar otros trabajos que no sean de la misma categoría o grupo profesional que tenías anteriormente al reconocimiento de la incapacidad.

COMPATIBILIDAD DE LA INCAPACIDAD PERMANENTE CON EL TRABAJO

CON UNA INCAPACIDAD PERMANENTE absoluta o una gran invalidez

Como te explicamos en nuestro artículo sobre incapacidad permanente absoluta, este grado de incapacidad permanente se le reconoce a aquellas personas que se encuentran en una situación en la que no pueden realizar ninguna actividad laboral.

Más específicamente, se reconocerá cuando no pueda ejercer ninguna profesión con un mínimo de profesionalidad, rendimiento y eficacia. En el caso de la gran invalidez, además, la persona que tiene reconocido este grado necesita de ayuda de otra persona para la realización de las actividades básicas de la vida diaria.

Recuerda que dicha imposibilidad no tiene que ser necesariamente absoluta o invalidante, es decir, debemos tener en cuenta que todos tenemos una capacidad residual para trabajar aunque sea muy pequeña que dependerá de cada caso. 

Por tanto, la pensión por incapacidad permanente en grado de absoluta es compatible con el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido, siempre que no representen un cambio en la capacidad de trabajo del pensionista que pueda dar lugar a revisión.

Has de tener en cuenta que si las actividades que realices van a exceder las condiciones establecidas para el reconocimiento del grado de absoluta, pueden suspenderte el cobro de la pensión.

Además, ten en cuenta que en este caso,  si vas a realizar trabajos susceptibles de inclusión en algún Régimen de la Seguridad Social, has de estar dado de alta y cotizando y también debes comunicar al INSS el inicio de cualquier trabajo por cuenta ajena o propia, salvo en el caso que derive de enfermedad profesional, en que será necesaria la autorización previa.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

COBRO DE Prestaciones POR DESEMPLEO EN SITUACIÓN DE INCAPACIDAD PERMANENTE

Si estando en situación de incapacidad permanente en alguno de los grados que mencionábamos anteriormente has desempeñado una actividad laboral y se ha producido extinción de contrato por finalización o despido, has de tener en cuenta lo siguiente:

  • Si el grado reconocido es el de Incapacidad Permanente Total, tendrás derecho a percibir la prestación o subsidio por desempleo que corresponda, además de la pensión.
  • Si el grado reconocido es el de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez, aunque hayas podido desempeñar una actividad laboral, la percepción de la pensión por estos grados de incapacidad permanente es incompatible con las prestaciones o subsidios por desempleo.

COMUNICACIÓN AL INSS y autorización PARA TRABAJAR

Es importante que tengas presente que, sin importar la compatibilidad o incompatibilidad que resulte de tu desempeño de una actividad laboral teniendo reconocido un grado de incapacidad permanente, sólo necesitas comunicarlo (no solicitar autorización) al INSS.  

Sin embargo, has de saber que en caso de que tengas reconocida una incapacidad permanente derivada de enfermedad profesional, sólo podrás realizar trabajos por cuenta ajena si has obtenido, previamente, la autorización del INSS.

COMUNICACIÓN AL INSS Y AUTORIZACIÓN PARA TRABAJAR

revisión por mejoría del reconocimiento de incapacidad permanente

A pesar de que sean denominadas incapacidades permanentes, has de tener en cuenta que la revisión por agravación o mejoría puede llevarse a cabo tanto a tu solicitud, en la forma y plazo indicada en la resolución del INSS como de oficio por parte del propio INSS.

De este modo, en caso de comenzar a trabajar teniendo reconocida una incapacidad permanente, existe la posibilidad de que este reconocimiento sea revisado, pudiendo mantenerse el reconocimiento del grado, ser modificado a uno inferior o retirado. 

conclusión

Si te encuentras en situación de incapacidad permanente y quieres o necesitas trabajar por alguno de los motivos a los cuáles nos referíamos al principio de este artículo, has de saber que las posibilidades para realizar una actividad laboral y sobre todo el tipo de actividad que puedes desempeñar de forma compatible con la percepción de una prestación por incapacidad dependerán del grado que tengas reconocido.

Has de tener en cuenta que la posibilidad de acceder a prestaciones o ayudas por desempleo y su compatibilidad con la pensión por incapacidad permanente, así como la necesidad de autorización o simplemente comunicación al INSS de tu desempeño de una actividad laboral también variarán en función del grado reconocido de incapacidad permanente y el origen de la misma.

Si tienes alguna duda o pregunta, puedes dejarnos un comentario justo en la caja de comentarios que encontrarás debajo.

guia gratuita sobre los tipos de incapacidades, calculo de cuantias y solicitudes

Temas: Incapacidades

Acerca de Campmany Abogados


Somos abogados especialistas en incapacidades laborales, despidos y reclamaciones de seguros contra compañías aseguradoras. Nuestra meta es ser el mayor despacho de abogados en Derecho Laboral y de la Seguridad Social.

Encuéntranos en: