Juez estima incapacidad absoluta por la enfermedad Charcot-Marie-Tooth


 Juez estima incapacidad absoluta por la enfermedad Charcot-Marie-Tooth

Sentencia incapacidad permanente absoluta de 5 de febrero de 2.016

Acudió a nuestro despacho en febrero de 2.013 un cliente que sufre secuelas por la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, que es una neuropatía heriditaria que suele comenzar en edad temprana (entre los 10 y 20 años) y que va degenerando con la edad. Lo cierto es que nuestro cliente venía sufriendo la enfermedad de hacía tiempo, de hecho trabajaba en un centro especial de empleo con un puesto de trabajo protegido teniendo en cuenta sus limitaciones. Sin embargo, su enfermedad se agravó de forma considerable, ya no podía más y valorada la viabilidad por nuestro equipo decidimos solicitar la incapacidad permanente.

 

Denegación de la incapacidad por la Seguridad Social

El INSS denegó la incapacidad permanente argumentando que no se aportaban pruebas médicas suficientes que desvirtuaran la valoración hecha por el ICAMS (tribunal médico) y además que su profesión habitual era la de especialista en un centro especial de empleo como limpiador y que tenía el puesto de trabajo protegido.

Demanda judicial

Presentamos demanda judicial por no estar de acuerdo con la resolución y solicitábamos una incapacidad permanente absoluta, y subsidiariamente una incapacidad permanente total para su profesión habitual.

Sentencia del Juzgado de lo Social

De la demanda conoció el Juzgado de lo Social nº 26 de Barcelona que en fecha 6 de noviembre de 2.014 dictó Sentencia estimando parcialmente la demanda y declarando a nuestro cliente en situación de incapacidad permanente total, de modo que entendía que no podía ejercer su profesión pero si otras que fueran más livianas o sedentarias.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Contra la Sentencia se interpuso recurso tanto por parte del trabajador como por parte de la Seguridad Social. Ésta interesaba que se revocara el grado de incapacidad permanente total reconocido en sentencia, y por nuestra parte solicitábamos que se reconociera el grado superior de incapacidad permanente absoluta.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña nos dio la razón puesto que se muestra a favor de la tesis mantenida en nuestro recurso sosteniendo que queda acreditada una agravación de las limitaciones derivadas de su enfermedad y una afectación muy importante de la capacidad de desplazamiento no solo en el puesto de trabajo sino también el desplazamiento hasta el propio trabajo con una limitación notable.

Así el Tribunal Superior estima nuestro recurso y desestima el del INSS.

Os adjuntamos copia de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña: 

abogados especialistas en derecho laboral, incapacidades y seguros