Jueza Reconoce Invalidez Absoluta por Trastorno Depresivo Mayor Grave


Jueza Reconoce Invalidez Absoluta por Trastorno Depresivo Mayor Grave

El caso que os explicamos hoy se ha ganado en el Juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona. El Juzgado de lo Social estimó nuestra demanda de incapacidad por trastorno límite de la personalidad y trastorno depresivo mayor.

RECONOCIMIENTO INCAPACIDAD ABSOLUTA POR TRASTORNO LIMITE DE LA PERSONALIDAD Y Trastorno DEPRESIVO MAYOR GRAVE.

El problema

Nuestro cliente era técnico de farmacia. Tras un empeoramiento de sus patologías, se decidió presentar la correspondiente solicitud de incapacidad permanente absoluta.

Ésta le fue denegada ya que el INSS entendía. El diagnóstico del ICAM (tribunal médico) reconocía sus patologías. Aun así el INSS denegó el reconocimiento de cualquier tipo de invalidez.

El siguiente paso fue presentar la reclamación previa, la cual obtuvo el mismo pronunciamiento por parte del INSS, denegaron la incapacidad permanente.

Demanda judicial de incapacidad absoluta por trastorno límite de la personalidad y trastorno depresivo mayor grave.

Presentamos la demanda de incapacidad permanente. Lo cierto es que nuestro cliente, en fechas anteriores al día del juicio, nuestro cliente tuvo que ser ingresado en un centro de día para tratar sus psicopatología. Cada vez su estado mental iba empeorando. Tras unos meses se admitió a trámite la demanda y nos notificaron la fecha del juicio en el Juzgado nº 10 de Barcelona.

Lo cierto es que el juicio fue a pedir de boca. La clave el éxito estuvo en los informes de CSMA (sanidad pública) que teníamos en nuestro poder y donde quedaba acreditado no solo su grave cuadro clínico, sino la larga y mala evolución que había sufrido. Todo ello lo incapacitaban permanentemente y de forma absoluta para la realización de cualquier actividad de tipo social y laboral.

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social por trastorno límite de la personalidad y trastorno depresivo mayor grave.

La Magistrada del Juzgado nº 10 de lo Social de Barcelona reconoció la incapacidad permanente absoluta por trastorno límite de la personalidad y trastorno depresivo mayor grave, con la siguiente argumentación:

“Enfermedad que le genera una notable interferencia en su desarrollo familiar, social y laboral, con rigidez cognitiva y elevada auto exigencia impulsiva a conductas autodestructivas.

Patología diagnosticada por los diferentes especialistas en Psiquiatría que cursa crónica e invalidante, y totalmente refractaria a cualquier posibilidad terapéutica existente.”

La Magistrada no tuvo duda alguna en darnos la razón, habida cuenta que quedó acreditado el grave estado del cliente para el desarrollo de cualquier tipo de trabajo. Como hemos dicho, nuestros informes eran mayoritariamente públicos y de los doctores que habían llevado el seguimiento de la enfermedad al cliente.

En la actualidad nuestro cliente está cobrando su pensión por invalidez absoluta.

Te adjuntamos la sentencia para examen:

 

abogados especialistas en derecho laboral, incapacidades y seguros