¿Qué es un falso autónomo? Y cómo saber si tú lo eres

Publicado por Campmany Abogados el 1/03/17 19:17


 ¿Qué es un falso autónomo? Y cómo saber si tú lo eres

¿Tu empresa te ha pedido que te des de alta en el régimen de autónomos y no entiendes por qué? ¿Tienes dudas acerca de qué conlleva esta circunstancia, conocida como falso autónomo?

En este post vamos a explicarte qué se entiende por falso autónomo y cómo saber si lo eres, además de qué hacer si estás en esa situación y qué repercusiones tiene para tí.


¿Qué es un autónomo?

La ley define al autónomo como aquella persona física que trabaja por cuenta propia. Además lo hace con sus propios medios económicos y organizativos, sin estar bajo la dirección de otra persona o empresa. Bajo su propio riesgo. Y puede ser a tiempo completo o parcial.

¿QUÉ ES UN falso AUTÓNOMO?

Un falso autónomo, permítenos la broma, no es un autónomo embustero. Es un trabajador al que un empresario le ha obligado a darse de alta en el régimen de autónomos para poder acceder a una serie de beneficios fiscales y laborales, en lugar de contratarlo en el régimen general, que es lo que debería ser.

Formalmente, estamos hablando de que sobre el papel eres un autónomo pero tienes todas las desventajas de éste y ninguna ventaja, ya que trabajas realmente como si fueras un trabajador por cuenta ajena del régimen general.

¿Qué debes preguntarte para saber si estás ante un caso de falso autónomo?

Para saber si estas en la situación de falso autónomo debes analizar lo siguiente:

  • Si ejerces la actividad con tus medios económicos o no. Es decir, ¿pagas alquiler por el sitio donde trabajas? ¿Los medios materiales te los ha facilitado el empresario o los pones tú (ordenador, teléfono, coche, herramientas...)? ¿Tus resultados económicos dependen de tu trabajo (sin límites) o tienes fijado un sueldo aunque sea con beneficios o variable?
  • Si puedes autoorganizarte. Es decir, ¿tienes un horario? ¿te dicen todas las tareas que debes hacer? ¿qué poder de decisión tienes en la elección de tus trabajos? ¿te puedes negar a hacer un encargo?

diferencias entre falso autónomo y TRADE 

Entonces, ¿es lo mismo un falso autónomo que un TRADE? No, no es lo mismo. Un TRADE (siglas de Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente) tal como recoge la Ley 20/2007, de 11 de Julio del Estatuto del Trabajador Autónomo, es un trabajador que está de alta en el régimen de autónomos y que factura como mínimo un 75% de sus ingresos a una sola empresa. Esta posibilidad está regulada por la ley y es posible. La diferencia esencial es que el TRADE tiene total disponibilidad de su trabajo en cuanto la organización de sus medios materiales. Además puede trabajar para otras empresas y no se le puede imponer un horario, aunque trabaje en las instalaciones de la empresa para la que presta servicios.

Diferencias entre falso autónomo y TRADE

¿Qué hago si soy un falso autónomo?

La mayoría de problemas con el falso autónomo aparecen cuando el empresario quiere prescindir de sus servicios. Lo más normal es que la relación esté regulada por un contrato mercantil. 

No debemos olvidar que aunque exista un contrato que lo regule lo que se debe estudiar es la relación real que existe detrás. Los contratos son lo que son y no lo que las partes dicen que son. 

Por lo tanto, si detrás de ese contrato mercantil se esconde una relación laboral, deberemos interponer una acción de reconocimiento de derecho.

¿Qué pierdes como falso autónomo?

Como falso autónomo estás obligado a cotizar en autónomos. Tu cotización normalmente será la mínima (para no pagar más cuota) y no se corresponderá realmente con tus ingresos (con la cantidad que le facturas a la empresa). Ello te comporta un perjuicio muy grave a efectos de jubilación y otras prestaciones como la incapacidad permanente, viudedad, etc...

Además estás obligado a presentar impuestos trimestrales: IVA, IRPF, declaraciones anuales. El hecho de cotizar menos afectará a la posible cantidad que se cobre por maternidad, paternidad, de baja por enfermedad, etc... Y debe tenerse en cuenta que no se cobrará nada por despido si no se reconoce antes la relación laboral.

Conclusión

Encontrarte en situación de falso autónomo supone no solo asumir tu cotización, normalmente mínima y no ajustada a tus ingresos, sino contar con todas las desventajas de un autónomo y sin ninguna de las ventajas que conlleva. No solo eso, supone un perjuicio evidente a efectos de cobro de prestaciones. Nuestro consejo, en caso de que te encuentres en esta situación o te hayan pedido que lo hagas, es que la analices e intentes regularizarla lo antes posible puesto que de lo contrario las consecuencias serán irremediables. Si tienes dudas acerca de tu caso particular y nos lo quieres plantear, déjanos un comentario en este mismo post o pónte en contacto con nosotros.

suscribete al blog de campmany abogados

Temas: Laboral

Acerca de Campmany Abogados


Somos abogados especialistas en incapacidades laborales, despidos y reclamaciones de seguros contra compañías aseguradoras. Nuestra meta es ser el mayor despacho de abogados en Derecho Laboral y de la Seguridad Social.

Encuéntranos en:


Déjanos tu comentario